Compra ahora y paga después es la opción más popular que puedes ofrecer este año

¿Prefieres las comprar online en lugar de ir al mall? No estás solo. Pero a pesar de que el 80% de los chilenos compran en línea, nuestra relación con el comercio electrónico está lejos de ser perfecta. Es aquí donde brilla: probar antes de comprar. 

Te hablo de un fenómeno de comercio electrónico relativamente nuevo que ayuda a los minoristas a mejorar la experiencia de compra en línea, alentando a los compradores a probar los artículos antes de comprometerse a pagar. Aquí te muestro porque funciona tanto para ti como para tus clientes.

1. “Prueba antes de comprar” elimina el riesgo

Como era de esperar, muchos compradores chilenos admiten sentirse frustrados por la falta de detalles que hay en los productos disponibles en línea, aún si podemos encontrar las medidas y los materiales que se muestran claramente en su sitio, no hay garantía de que la prenda o producto satisfaga las expectativas de sus compradores. Ofrecer la opción de pagar más tarde prácticamente elimina las limitaciones de las compras en línea, convirtiendo el hogar de sus clientes en un vestidor.

¿Y para el minorista? Las mejores opciones de pago siempre te pagan de inmediato, incluso si el comprador no lo hace a tiempo. Al trabajar con un proveedor de pago externo, los minoristas pueden estar seguros de que están protegidos al igual que sus clientes.

2. Rápido y fácil para los compradores

Probar antes de comprar solo requiere unos simples pasos para completar una compra. Y cuanto más rápido sea el proceso, menor será el riesgo de abandono del carrito. La implementación de esta innovadora opción de pago tiene el poder de alterar la mentalidad del cliente, animándolos a añadir más artículos a su carrito, sin preocuparse por el remordimiento del comprador.  ¡Elige, haz clic, listo!

3. Haz que las devoluciones sean fluidas

Las malas experiencias de devolución que toman demasiado tiempo, tienen un costo demasiado alto para tu comercio, éstas requieren acción dentro de un corto período de tiempo, o (lo peor de todo) obligan a los compradores a ir a una tienda física, este tipo de inconvenientes han asustado a la gente de comprar artículos con altos precios en línea. Prueba antes de comprar elimina uno de los mayores obstáculos de pago de todos – la temida devolución. Cuando la confianza se rompe por una política de devolución poco clara o injusta, es difícil repararla. Ofrecer opciones de pago más flexibles puede ayudar a tus clientes a tomar el paso y probar lo conveniente que es este método. Y esta oportunidad podría dar muy buenos frutos.

4. Probado al aumentar las conversiones

Hablando de pagar, los minoristas en línea expertos como TargetAid y AutoExperten han encontrado un tremendo éxito al alentar a los clientes a comprar primero y pagar más tarde. La investigación muestra que cuando los clientes son puestos en control de su experiencia de compra, la posibilidad de conversión aumenta las ventas. De hecho, en una encuesta realizada a 1.000 consumidores de Sweetpay 71% dijo que consideraría pedir productos y pagar por ellos después de que fueran entregados (sólo si decidieran conservarlos), mientras que el 72% dijo que consideraría ordenar los productos y pagarlos más tarde. En resumen, cuanto más flexible sea la opción de pago, más seguro será que tu cliente quiera comprar contigo..

5. Ayuda a disminuir la brecha entre comprar en línea y en la tienda

Es posible que pasemos más tiempo en línea que en las tiendas, pero eso no significa que las compras en línea hayan reemplazado por completo la experiencia de ir a probar el producto a la tienda, aunque por supuesto, es una alternativa más que aman los clientes. Recrear una cómoda experiencia “en la tienda” desde casa muestra a los clientes que nos estamos adaptando y evolucionando a sus preferencias con el fin de ofrecer la mejor experiencia posible, sin importar lo que venga en el futuro.

Incluir una opción de compra ahora y paga después en tu e-commerce  genera confianza y aumenta las ventas poniendo el control de nuevo en las manos de tu cliente, todo sin ningún riesgo alguno para tu comercio.

Rodrigo del Canto